Azúcares procesados estimulan región del cerebro asociada a adicciones.


En el Boston Children’s Hospital, un grupo de investigadores realizaron un estudio en individuos con sobrepeso u obesidad en el que encontraron que la ingesta de azúcares de alto índice glucémico (azúcar que digerimos muy rápido), hace subir la glucosa (azúcar) en sangre de manera rápida, y también produce una baja acelerada de la misma.  El efecto: estimula una región del cerebro involucrada en las adicciones.

Explicamos: No todos los azúcares son iguales.  Los dañinos son los que se digieren más rápido. Esto se mide con el “índice glucémico”, mientras más alto sea este, más rápido pasa el azúcar a la sangre.

Se hicieron dos tipos de pruebas.

En primer lugar, se administraron alimentos de bajo índice glucémico (lenta subida de glucosa en sangre al comerlos).  Posteriormente, se proporcionaron alimentos de alto índice glucémico a individuos con sobrepeso.

Se midió glucosa en sangre antes, durante y hasta 4 horas después de la ingesta; se realizó una resonancia magnética funcional de marcaje con spin (para medir flujo sanguíneo cerebral), y los sujetos de prueba reportaron su sensación de hambre (cúanta hambre tenían).

Si ingerimos alimentos de alto índice glucémico (los encontramos más frecuentemente en alimentos industrializados), la subida de azúcar en la sangre es más rápida y se llega más alto.  Lo que es necesario destacar es que de acuerdo a este estudio, la bajada de azúcar es también más rápida y tiene un significado: nos da más hambre.

Se reporta que después de 4 horas de haber ingerido este tipo de azúcares industrializados, el reporte de hambre es mayor que el que se tenía anteriormente, lo cual podría inducirnos a consumir nuevamente este tipo de productos.

Cabe señalar, que este estudio fue inspirado en el Dr. David Jenkins, investigador de la Universidad de Toronto, en Canadá, quien en 1981, junto a unos colegas, propuso por primera vez el concepto de índice glucémico – medir qué tan rápido y en qué cantidad, los alimentos aumentan el azúcar en la sangre y los niveles de insulina.

Este artículo se publicó en:  American Journal of Clinical Nutrition.

También puede consultarlo en: canada.com

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

About author

This article was written by Marina

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *