Déficit de Atención. Un trastorno de moda (2)


En mi participación anterior, hablé sobre el Trastorno de Déficit de Atención y cómo este se ha diagnosticado erróneamente en algunos niños. Existe dificultad en la correcta valoración del trastorno porque puede confundirse con otros desordenes o pasar desapercibido. Una de las razones por las que esto sucede es por el hecho de que, en ocasiones, el mismo déficit de atención viene acompañado con otro tipo de desórdenes, como son los trastornos de conducta o depresión, siendo éste último el más común. Aproximadamente de un 25 a 30% de las personas con TDAH también presentan problemas linguísticos y del aprendizaje, así como 33% sufren de ansiedad o cambios de humor.

Lo complicado es cuando la persona presenta alguno de los problemas antes mencionados de forma particular, los cuales llegan a compartir sintomatología con el déficit de atención y éste es diagnosticado aunque no se encuentre presente. Otros de los trastornos o problemas con los que comparte sintomatología de forma común el TDA y el TDAH son, retardo en el desarrollo, alteraciones de conducta, de visión u oído, discapacidades linguísticas y síndrome de Tourette.

Cuando está acompañado por depresión siempre será más importante comenzar a tratar ésta y posteriormente el trastorno por déficit de atención. Sin embargo, a la mayoría de los padres esto les causa gran conflicto, ya que perciben la depresión como amenazante y en muchas ocasiones sienten que tiene que ver con ellos más que con el niño, sintiéndose responsables. Por otro lado, el déficit de atención llega a ser visto como algo ajeno a los padres y se piensa que si es tratado se verán resultados en el cambio de conducta de forma inmediata.

Alrededor de un 40% de las personas con el trastorno siguen presentando síntomas en la etapa adulta. Del mismo modo hay un aumento en la depresión, siendo aún mayor en mujeres.

El déficit de atención es uno de los únicos dos trastornos que se trata con medicamentos que estimulan al cerebro, el otro siendo la narcolepsia, un trastorno del sueño. El hecho de que se administren estimulantes únicamente para dos trastornos quiere decir que los efectos que tienen a nivel cerebral no son cualquier cosa y que tienen que ser administrados con profesionalismo y cuidado.

La medicina utilizada para este tratamiento es el Metilfenidato, comercialmente conocido como Ritalin. Su uso tiene muy buenos resultados para quien presenta TDAH, pero puede sobre-estimular y llegar a afectar a personas que no padezcan el trastorno. Lo importante es asegurarse de que el diagnostico sea el correcto. Cuando se tenga sospecha de que el niño pueda estar presentando éste padecimiento, lo más adecuado sería consultar a un neurólogo infantil para un adecuado diagnóstico. Para obtener los mejores resultados, además de un tratamiento adecuado es necesario complementarlo con terapia de apoyo y cambios en la conducta de la vida diaria.

Hoy día es más importante una evaluación correcta que el mismo tratamiento. No hay que olvidar que es indispensable conocer lo que está sintiendo y viviendo la persona y no la patología con la que fue diagnosticado.

ximena@psichiologia.com

Fuentes:

Campbell-Araujo, O. A. Figueroa Duarte, A. S. (2002). Trastorno del déficit de la atención-hiperactividad (TDAH), Tópicos de controversia en su diagnóstico y tratamiento. Archivos de Neurociencias; Vol. 7 Issue 4, p197, 16p.

Palacios-Cruz, L. De la Peña, F. Valderrama, A. (2011). Conocimientos, creencias y actitudes en padres mexicanos acerca del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Salud Mental; Vol. 34 Issue 2, p149-155, 7p.

Léase también:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

About author

This article was written by Ximena Ramos

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *