Drogas: Lo que debes saber


Las drogas son sustancias químicas que modifican el funcionamiento de nuestro organismo. Cuando las introduces dentro del cuerpo (por ingestión, inhalación o inyección), las drogas llegan al torrente sanguíneo y son transportadas a distintas partes del cuerpo, como el cerebro. En el cerebro, las drogas pueden intensificar o adormecer tus sentidos, alterar tu estado de alerta y, en algunos casos, reducir el dolor físico.

Si bien sus efectos pueden hacerte sentir bien en un primer momento, a la larga provocan daños orgánicos graves, los cuales pueden afectar considerablemente tu vida. Algunas drogas afectan seriamente la capacidad de una persona para tomar decisiones acertadas. Los adolescentes que beben, por ejemplo, tienen más probabilidades de involucrarse en situaciones peligrosas, como conducir bajo los efectos del alcohol o tener relaciones sexuales sin protección.

Así como variados son los tipos de drogas que existen, también son variadas las razones por las que las personas consumen drogas. Si bien el principal aliciente y la causa por la que se desarrolla una adicción psicológica a la sustancia es el hecho de que produce placer, las razones por las que se comienza con el consumo son variadas. Con frecuencia las personas se acercan al consumo porque alguien los convenció de que se sentirían bien, que los ayudaría a pensar con más claridad, ser más populares, mantenerse más activos, salir de una depresión o solucionar algún problema.

Es importante que sepas que sin importar la motivación para consumir, las drogas no son solución a ningún problema, y que las sensaciones que se perciben como beneficios cuando se utilizan son pasajeras y momentáneas. Cuando el efecto de las drogas desaparece, los sentimientos y los problemas siguen allí o empeoran. Las drogas pueden arruinar todos los aspectos de la vida de una persona.

Los signos de que tú o alguien que conozcas puede tener una adicción a una droga o al alcohol incluyen:

Signos psicológicos:
• consumir drogas o alcohol como una manera de olvidar los problemas o para relajarse
• retraerse u ocultar secretos a la familia y los amigos
• pérdida de interés en actividades que antes eran importantes
• problemas con el rendimiento escolar, como sacar peores notas o faltar a la escuela
• cambios en las amistades, como salir con amigos que consumen drogas
• pasar el tiempo pensando cómo conseguir drogas
• robar o vender pertenencias para pagar las drogas
• intentos fallidos de dejar de consumir drogas o de beber
• ansiedad, ira o depresión
• cambios en el estado de ánimo

Signos físicos:
• cambios en los hábitos de sueño
• sentirse débil o encontrarse mal al intentar dejar de consumir la sustancia
• necesidad de consumir mayor cantidad de esa sustancia para conseguir el mismo efecto
• cambios en los hábitos de alimentación, incluida pérdida o incremento de peso

Si sufres de alguna adicción o conoces a alguien que la padezca, es importante que busquen ayuda profesional. Muchas personas creen que las adicciones son comportamientos fácilmente modificables y que son capaces de superarlas solos, cuando la realidad es que la vida del adicto es difícil y el combatir una adicción puede ser el mayor obstáculo al que se enfrente en su vida. La mayoría de las personas que logran dejar las drogas o el alcohol necesitan ayuda profesional o un tratamiento para lograrlo.

Platícanos, ¿ya conocías esta información general acerca de las drogas? ¿Conoces algún otro dato básico que debamos saber acerca de las drogas?

FUENTE: Teens Health – from Nemours
http://teenshealth.org/teen/drug_alcohol/

Leer también:

Toma de decisiones: Elige evitar las adicciones

Autoestima y autoconocimiento: armas contra las adicciones

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *