El deporte: sus aportaciones físicas y psicológicas


A través de investigaciones científicas realizadas en todo el mundo, se ha demostrado de manera continua, la importancia de las clases de Educación Física de alta calidad.  Estas pueden cubrir una amplitud de necesidades en personas de todas las edades, especialmente durante la infancia y la adolescencia.

Físicamente, el deporte fortalece el corazón, los pulmones, los músculos y los huesos. Ayuda a superar enfermedades como el asma, aumenta la coordinación motriz, impulsa al que lo practica a mejorar sus hábitos alimenticios y puede detener el desarrollo de enfermedades degenerativas como la arteriosclerosis, artrosis y la diabetes, incluso puede ayudar a corregir defectos físicos.

Forjar desde pequeños (8-12 años) el hábito del deporte es un factor decisivo para que al llegar a la adolescencia no se inicien en el hábito del consumo del tabaco; estadísticamente 8 de cada 10 deportistas no fuman. Un no fumador tiene menores probabilidades de caer en otras drogas, pues no tiene esa costumbre de escapar de sus problemas consumiendo sustancias tóxicas.

Un factor determinante, es que psicológicamente el deporte da aún más cosas:

  • Potencializa la creación y regularización de hábitos.
  • Enseña a tener responsabilidades y seguir reglas.
  • Aumenta la confianza en uno mismo.
  • Facilita el ingreso en la sociedad al promover el trabajo en equipo

Los niños entre 10 y 13 años se interesan por el deporte para formar parte de un grupo establecido y crecer dentro de este. A esta edad es importante abrir una gama de oportunidades para ellos, pues en este proceso de entrada a la adolescencia comienzan a forjar el carácter que los definirá como adultos. Si se crean relaciones efectivas en este periodo, los niños tendrán más seguridad para realizar proyectos futuros y gozarán de salud para realizarlos.

El espíritu deportivo se va desarrollando conforme se avanza dentro de algún deporte: se trata de aprender a desarrollar una actitud cooperativa, a ser constante, perseverante, humilde para ganar, fuerte para aprender de las caídas y determinante para superarse, Pero sobre todo se trata de amar el deporte y volverlo una parte esencial de nuestra vida.

En resumen: aumentamos la autoestima evitando abusos; utilizamos el deporte como apoyo, evitando la ingesta de sustancias dañinas; mejoramos la salud física del cuerpo, convivimos y nos divertimos. Si todo esto nos da el deporte, ¿Por qué huir de él?

Leer también:

Atletismo: tan sencillo y tan completo

México y las adicciones

10 razones por las que el deporte previene adicciones

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
El deporte: sus aportaciones físicas y psicológicas, 10.0 out of 10 based on 1 rating

About author

This article was written by Valeria Amezcua

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *