Empatía para enfrentar las adicciones


En la mayoría de los casos, las adicciones se originan en un momento de diversión o de un deseo de experiencias nuevas, pero generalmente todas tienen una causa más profunda; tiene que ver con las experiencias de vida de las personas, que pueden tomar las adicciones como un medio para llenar espacios en su vida que han sido descuidados. Lamentablemente, todo esto lleva a una fase de autodestrucción en la cual los individuos pierden a sus amigos, familia, entorno social y valores.

 

En varias ocasiones somos incapaces de detectar esta clase de comportamientos destructivos, o elegimos ignorarlos. Este camino no es del todo correcto, pues estamos permitiendo que alguien de nuestro entorno se haga daño, y nos ponemos a nosotros mismos en peligro pues nunca sabemos si estas personas nos pueden conducir a situaciones límite o de consumo en las cuales no queremos vernos envueltos, y por evitar actuar a tiempo, nos causamos un problema mayor.

Un comportamiento empático muchas veces es una de las armas infalibles para poder combatir las adicciones y en general, cualquier situación límite. Cuando nos relacionamos con personas que tienen comportamientos adictivos, o que tienen fuertes tendencias a desarrollarlos en un futuro, es clave que podamos comportarnos de la manera adecuada para ayudarles y ayudarnos a nosotros mismos. Como ya se mencionamos, muchos de los comportamientos adictivos parten de vacíos emocionales en la vida de las personas, los cuales a veces se generan a partir de una falta de comprensión o de aceptación en el entorno de los adictos. El ser capaces de ponerse en el lugar de las personas, entenderlas y ofrecerles un apoyo sincero y desinteresado, puede ser vital para que a partir de una comunicación asertiva podamos -desde nuestra trinchera- ayudarlos a salir de una adicción o evitarla del todo.

Asimismo, un comportamiento empático por parte de un adicto es vital para que logre salir de su enfermedad: Si por un momento logra generar conciencia del daño que se hace a sí mismo, y de cómo su conducta daña a los que lo rodean, le puede ayudar a dar un paso adelante y generar la voluntad para alejarse de las adicciones.

Es esencial fomentar un comportamiento empático, pues la adicción es un comportamiento egoísta. Quienes tengan un alto grado de empatía y sean capaces de relacionarse sanamente, por lo general viven una vida sana y libre de adicciones, pues han desarrollado una profunda comprensión de quien los rodea y de cómo se relacionan con ellos.

Vivir sin tener en cuenta a los demás, aparte de imposible, solo nos daña.  Tener en cuenta a los demás es reconocer que cada uno tiene su centro, que cada persona ve la situación desde su propia perspectiva, y que sin embargo la convivencia nos enriquece y nos hace mejores seres humanos.

FUENTE:  Rehab Discover – Self-Control, Social Influence, and Substance Abuse  (14 de Noviembre del 2012)

Ver también:

Cinco tips para mejorar la Empatía

Empatía para convivir

Cómo evitar y prevenir las adicciones y otras situaciones límite con asertividad

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.8/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
Empatía para enfrentar las adicciones, 8.8 out of 10 based on 4 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *