Habilidades emocionales: conócete, acéptate y valórate


Las habilidades emocionales son también parte del grupo de habilidades para la vida.  Es importante conocernos, saber qué queremos en la vida e identificar los recursos personales con los que contamos para lograrlo, son aspectos básicos para poder emprender un proyecto de vida basado en las competencias emocionales que desarrollamos a partir de un profundo entendimiento personal.

Para desarrollarnos sanamente, es importante que primero seamos capaces de reconocer las emociones propias; es un proceso de autoconocimiento y aceptación que se lleva a cabo día con día, y debe ser tratado y visto como eso, no como una meta.

Es imposible que podamos llegar a un total conocimiento propio, pues cada día es un peldaño en el camino de la vida el cual está lleno de etapas distintas que conllevan procesos adaptativos y sentimientos nuevos. Si nos tomamos a nosotros mismos como una ente terminado, que llegó a un fin en su desarrollo emocional, entonces seremos incapaces de enfrentarnos a los cambios y retos que aparecen a lo largo del camino. Este camino, como un viaje, debemos disfrutarlo y reconocerlo conforme va sucediendo.

Son básicas tres prácticas para disfrutar del viaje del autoconocimiento: aprender a identificar las emociones;  aceptarlas como propias; y al final, poder expresarlas de un modo positivo. Estas tres prácticas tienen un componente en común, el cual va directamente entrelazado con todas las competencias emocionales que desarrollamos a lo largo de la vida: la autoestima. Tener autoestima significa agradarse a sí mismo, sentirse bien con lo que uno siente, hace, piensa y expresa. Significa ser consciente de todas nuestras capacidades y limitaciones.

Que logremos tener una autoestima sana, requerirá realizar cambios en la imagen que tenemos de nosotros mismos. Mejorar esta imagen parte primordialmente del reconocimiento de varias dimensiones individuales -las que nos hacen únicos como individuos. También es importante capacitarnos para  aceptar nuestros defectos y virtudes; reconocer la capacidad que tenemos de cometer errores, pero sin olvidar también que seguramente podremos corregir y lograr muchas cosas.

Será necesario comportarnos con optimismo cuando actuemos en función de los deseos propios,  no depender exclusivamente de las expectativas de los demás y ser capaces de delimitar la forma en que queremos ser tratados y percibidos.

Si valoramos estos componentes en nosotros mismos generaremos la firmeza para comportarnos de acuerdo a nuestra propia voluntad, sintiéndonos seguros cada día. Estar tranquilos con todas las características positivas que tenemos, será ideal para llevar una vida sana y libre de estrés.

FUENTE: Comisión Nacional contra las Adicciones – Habilidades para la vida – Guía práctica y  sencilla  a para el promotor nueva vida, http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/nueva_vida/nvhabilidades_manual.pdf, (25 de Octubre del 2012).

Leer también:

Los tres grupos de Habilidades para la Vida

Habilidades de pensamiento: todas las puertas abiertas

Habilidades Sociales: Para vivir y convivir

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Habilidades emocionales: conócete, acéptate y valórate, 9.3 out of 10 based on 3 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *