La alexitimia y las adicciones


La alexitimia y las adiccionesHay veces que uno se pregunta ¿y si le hubiera dicho…? ¿Qué hubiera pasado si supieran…? Y es que la vida se vuelve mucho más complicada cuando uno no es capaz de expresar lo que siente.

Hay personas a las que se les dificulta expresar sus sentimientos, hacia otras personas o ante ciertas situaciones. Hay incluso quienes ni siquiera hacia logran reconocer lo que cierta situación les hace sentir. A esta limitación se le llama “alexitimia”, que en griego significa “sin palabras para los afectos o sentimientos“.

 

 

Una persona con alexitimia suele entregarse por completo a las obligaciones que le presenta el día a día. Vivir en una rutina es muy cómodo pues no necesita preocuparse por trabajar las relaciones sociales o salir a buscar actividades de recreación personal.  Por lo general no aspirará en la vida a nada fuera de lo establecido.

Quizás este tema no es visto en la sociedad como un “problemaper se, pues mucha gente cree que este comportamiento es parte de su personalidad. De hecho, un mito muy arraigado es el  pensar que expresar los sentimientos es muestra de debilidad. La verdad es que el no hacerlo es un problema que trae muchas consecuencias.

La primera de ellas es el caer en depresión. Los sentimientos son la única forma que tenemos de conectarnos con el mundo; cuando no sabemos reconocer esa conexión, podemos llegar a perder nuestra empatía hacia los demás y nuestra percepción del mundo. Es decir, el no saber que estamos sintiendo hacia alguien que acaba de pasar por una tragedia, o no sentir nada al ver un atardecer o escuchar una canción. Nos dejamos de impresionar.

Otra consecuencia es la acumulación de estrés, que además de las molestias físicas, deriva en el  consumo de sustancias dañinas. ¿Cuántos padres de familia no hay que después de un día estresante se van a resguardar a un bar, por temor a que sus familias o amigos conozcan sus problemas?  Sin pensarlo, esto les puede estarl creando un problema aún mayor y para toda la vida: el alcoholismo.

Quienes venden drogas ilegales suelen aprovecharse justamente de este momento de debilidad emocional para inducir a nuevos consumidores –adolescentes, jóvenes o adultos- a un mundo donde se les ofrece dejar de escuchar, al menos por un momento, los problemas encerrados en la mente.

“Dejar que se llene el vaso” o “llenar de piedritas el costal” son solo algunas de las expresiones comunes para esa acumulación dañina de sentimientos que suele ser causa de separación de muchos noviazgos y matrimonios. La alexitimia, así como otros problemas psicológicos, se presentan en diferentes grados, por lo que las medidas que se tomen deberán aplicarse a cada individuo. Disminuir el número de situaciones en las que las palabras no salen es una buena forma de comenzar a generar un cambio. Si se sufre constantemente de esta limitación es recomendable buscar ayuda profesional.

Pensemos que aquel que no es capaz de expresar sentimientos, es muy probable que tampoco esté interesado/a en los sentimientos de los demás, lo que eventualmente lo alejará de sus seres queridos y lo orillará resguardarse en sustancias y/o comportamientos adictivos. Ser capaces de expresarnos plenamente es la forma más asertiva de enfrentar la vida.

Fuente: Alexitimia; Beatriz Ruíz Alonso. 

Ver también:

Relaciones intepersonales: Puntos para manejar factores de riesgo. 

Cómo evitar y prevenir las adicciones y otras situaciones límite con asertividad

Habilidades emocionales: conócete, acéptate y valórate

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

About author

This article was written by Valeria Amezcua

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *