Opinión: Violencia y bullying


Opinión- Violencia y bullying

En meses pasados días pasado tuvimos una fuerte noticia, en Jalisco, Jonathan de 7 años, falleció a causa de la violencia generada por uno de sus compañeros de escuela.  Esta nota me dejó impactada y sigo pensando que los papás y la sociedad en su conjunto debemos tomar el tema del bullying muy en serio.

 

En días anteriores al fallecimiento de Jonathan, su compañero lo había forzado a meter la cabeza en el inodoro de la escuela, lo cual generó que le hayan entrado bacterias a los pulmones[1].  Tal como se publicó en este portal[2], también pudimos darnos cuenta que pudo haber negligencia médica en este caso.  La violencia aunada a un mal diagnóstico, llevaron a tan infortunado desenlace.

 

Al ser una muerte originada por un mal físico, este caso logró estremecer a la sociedad y ojalá que así sea, que nos haga reaccionar y ocuparnos de nuestros niños.  Pensemos en cuántos niños están sufriendo daño emocional por el acoso que sufren en sus escuelas, con sus vecinos o familiares.  La depresión que puede provocar el daño psicológico, puede llevar a un niño a tomar decisiones desesperadas como el suicidio, tal como lo hemos vivido en México y en otros países.

 

La depresión per se es una situación fuerte de la que es difícil salir por cuenta propia, pues en la mayoría de los casos se requiere ayuda profesional. Como adultos es difícil darnos cuenta si estamos atravesando por un cuadro depresivo y no sabemos a bien cómo pedir ayuda; luego entonces para un niño debe ser muy complicado saber qué hacer y más si está bajo constante presión por parte de sus agresores.

 

Otra noticia sobre un caso de bullying surge ahora en el Distrito Federal, en donde un niño llamado Diego, ejercía acoso en contra de niños y niñas de su escuela, provocando cambios en el comportamiento de los mismos.  Nada había podido hacerse con la conducta de Diego, por lo que padres de familia evitaron que la escuela abriera sus puertas en protesta porque Diego seguía en las listas de la escuela, a pesar de las múltiples quejas de los padres de los niños agredidos[3].

 

Luego entonces, vamos a intentar ponernos en los zapatos del niño agresor; podríamos preguntarnos, ¿qué estará viviendo los niños como Johnatan o Diego? para ejercer tal grado de agresión en contra de sus compañeros.  ¿Qué estará viviendo en su casa, qué está viendo en los medios de comunicación?  La violencia se está generalizando en México y en otras partes del mundo.  ¿Qué hacemos entonces?

 

Se ha escuchado que la ausencia de valores es la que ha llevado a tal grado de violencia, que es necesaria la convivencia en familia.  Sí, estoy de acuerdo, creo que la base es la familia. Una familia sin etiquetas  de funcional o disfuncional  -en lo personal creo que estas etiquetas ya no funcionan.

 

Es importante que en el núcleo familiar los padres mantengamos una sana comunicación con nuestros hijos, que nos atrevamos a preguntar y a investigar, en caso de percibir en ellos un cambio de comportamiento.  También es vital informarnos sobre: cómo mantener en alto la autoestima de nuestros hijos, enseñarles el respeto a ellos mismos y hacia los demás, fomentar el autoconocimiento, el pensamiento creativo.

 

En Kualifamily hemos presentado contenido sobre dichos temas, que están basados en las Habilidades para la Vida, propuestas por un estudio de la ONU.  Considero que si nos enfocamos a encauzar a nuestros hijos por un camino de respeto y conocimiento integral, para afrontar las situaciones de riesgo que de manera inminente se les presentarán a lo largo de su vida, podemos ayudar en mucho a tener hombres y mujeres seguros y felices en un futuro.

 

Es necesario también que como sociedad cambiemos estos patrones de conducta en nuestros niños y jóvenes; que denunciemos cualquier acto de violencia.  Como padres, tenemos el derecho de pedir a los directivos de las escuelas de nuestros hijos, que nos presenten una estrategia a seguir en caso de bullying, en donde participe toda la comunidad escolar: niños, padres, profesores, directivos y personal administrativo.

 

Hace unos meses ya había puesto sobre la mesa la alerta sobre la necesidad de actuar de manera inmediata sobre el problema del bullying[4].  Nuestros niños y jóvenes, serán quienes lleven las riendas de nuestro país en algunos años.  Crezcamos personas felices para un mejor futuro.  Hagamos lo necesario también para que el presente de nuestros niños y jóvenes esté libre de violencia.

 

 

Fuentes:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

About author

This article was written by Marina

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *