Aprender a tomar decisiones


En la vida siempre estamos tomando decisiones, y es un hecho al que no tenemos escapatoria. Es una realidad de la vida humana, y por lo tanto tenemos que intentar afrontarla del mejor modo posible, para que siempre estemos satisfechos con el resultado de las decisiones que tomamos.

Para poder lograrlo, debemos estar conscientes de un punto básico acerca de cada decisión que tomamos: todo lo que elegimos a lo largo de la vida, nos puede acercar o alejar de la felicidad, de las metas y del estilo de vida que queremos para nosotros. Incluso cuando son decisiones que no tomamos nosotros, pero que nos involucran de modo directo o indirecto, también somos afectados de un modo ya sea positivo o negativo para nuestro desarrollo.

Es por eso que, tomar decisiones de un modo inteligente y consciente, es vital para alcanzar el éxito y satisfacción en nuestra vida diaria. Es crucial que en este preciso instante, nos conscienticemos de que cada una de nuestras elecciones de vida son cruciales para nuestro desarrollo y el resto de nuestra vida. El tomar una decisión, generalmente lleva implícito el realizar una acción coherente con dicha decisión. Así pues, es importante que toda acción que vayamos a realizar parta de un plan que buscamos seguir para alcanzar un resultado satisfactorio.

Cuando emprendamos un plan, debemos conducirnos hacia una meta que cumpla con tres propósitos básicos: generarnos un beneficio personal; lograr una satisfacción personal a partir de las consecuencias de nuestros actos; y sobre todo, que las decisiones que tomemos, no afecten negativamente a los demás.

El propósito de no afectar a los demás con nuestras acciones es especialmente importante para que llevemos una vida sana, próspera y satisfactoria en cuanto a nuestras relaciones personales. Si tomamos decisiones, debemos buscar que no afecten a terceros, y en la medida de lo posible, que solo infieran en nuestros planes personales. Esto se debe a que solo somos capaces de responder por nuestros actos y nuestras consecuencias, y nunca sabemos si tendremos la oportunidad o capacidad de intervenir por los demás, si alguna decisión que tomemos los encamina a algún problema o malestar.

De cualquier manera, es importante reiterar que a pesar de que debemos estar conscientes de los demás, y mostrar empatía acerca de las consecuencias de nuestros actos hacia ellos, lo primordial es siempre centrarse en tomar las decisiones que ayuden a potenciar el desarrollo personal de nuestras cualidades y dones, y obviamente que nos produzcan felicidad y nos encaminen al éxito y a una vida sana.

FUENTE:  Habilidades para la vida – Toma de decisiones  http://www.habilidadesparalavida.net/es/toma_de_decisiones.html                                                  (28 de Noviembre del 2012)

Dalton, Marie. “Relaciones Humanas” Cengage Learning Editores, México, 2007.

Leer también:

La solución de problemas y la satisfacción personal

Relaciones interpersonales: tres factores para la sana comunicación

Las rutas de escape, vitales para evitar malas decisiones

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Aprender a tomar decisiones, 10.0 out of 10 based on 1 rating

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *