Autoestima, ser lo que valgo


Autoestima, ser lo que valgo.  Una sana autoestima es una de las bases fundamentales para el quehacer diario, para la toma de decisiones y de manera general para realizar, satisfacer y mejorar nuestras potencialidades humanas, así como desarrollar nuestras habilidades para la vida.

La autoestima es la evaluación y valoración a través de un juicio consciente que hacemos de nuestra identidad, habilidades, cualidades y características. El gozar de una sana autoestima significa que esta evaluación psicológica y espiritual nos tiene satisfechos y conscientes de la realidad de lo que somos. Cuando tenemos una autoestima sana, generalmente proviene de un profundo autoconocimiento y un respeto muy grande por nosotros mismos.

Las personas que tienen una autoestima baja, generalmente son incapaces de desarrollar una correcta valoración de su persona, y por lo tanto, pueden sufrir mucho y no ser capaces de desarrollarse de un modo sano en su día a día. Las personas con una baja autoestima tienden a ser agresivas, desconfiadas, pesimistas, tímidas, dependientes y en general, con un comportamiento que refleja la incomodidad que sienten con su persona.

El mejorar la autoestima es un proceso paulatino, pero parte de una primicia básica que todos debemos comprender: todos y cada uno de nosotros tenemos un gran valor. Todas las características que nos hacen únicos, tales como nuestros pensamientos, sentimientos, habilidades, necesidades, personalidad, y en general todo lo que nos identifica como individuos, son lo que nos otorga este valor. Si bien todas las personas somos diferentes,  tenemos una gran valía y estamos llenos de características y habilidades que nos ayudan a desarrollarnos en la vida, y es responsabilidad y necesidad de cada uno de nosotros explotarlos al máximo para que alcancemos todo nuestro potencial y plenitud.

El tener una sana autoestima nos ayudará a ver la vida de un modo optimista. Para una autoestima sana, es importante que tengamos un profundo amor propio. Un error común consiste en pensar que el amor a uno mismo es equivalente al narcisismo. Sin embargo, el narcisismo es un síntoma de baja autoestima, lo cual significa desamor por uno mismo. Una persona con una autoestima saludable se acepta y ama a sí misma incondicionalmente. Conoce sus virtudes, pero también sus defectos. A pesar de ello, es capaz de aceptar tanto las virtudes como los defectos y vivir amándose a sí misma. Por el contrario, una persona narcisista no es capaz de conocer y/o aceptar sus defectos, que siempre trata de ocultar, al tiempo que intenta amplificar sus virtudes ante los demás para, en el fondo, tratar de convencerse a sí misma de que es una persona de valor y tratar de dejar de sentirse culpable por sus defectos.

Al final, es imperativo reconocer que la autoestima parte de uno mismo, y esta debe ser ejercitada día a día para que alcancemos el desarrollo emocional optimo que nos ayude a tener una vida saludable.

 

FUENTE: Habilidades para la vida – Autoconocimiento, http://www.habilidadesparalavida.net/es/autoconocimiento.html, (26 de Octubre del 2012).

DYER, WAYNE,  “TUS ZONAS ERRÓNEAS” , Funk and Wagnalis, New York, 1976

Leer también:

Autoconocimiento: Lo que soy y lo que creo que soy

Cómo evitar y prevenir las adicciones y otras situaciones límite con asertividad

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
Autoestima, ser lo que valgo, 9.5 out of 10 based on 2 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *