Cómo manejar el pensamiento crítico


Tener un pensamiento crítico significa que pensamos por nosotros mismos, que no aceptemos las ideas y opiniones de los demás simplemente porque lo dicen ellos, lo dice la mayoría o lo dice la sociedad, sino porque hemos reflexionado sobre cierto tema, conocemos los argumentos a favor y en contra y hemos tomado una propia decisión respecto de lo que consideramos verdadero o falso, aceptable o inaceptable, deseable o indeseable.

Por supuesto, tener un pensamiento crítico no significa llevar la contraria a todo el mundo o no estar de acuerdo con nadie jamás, pues solo caeríamos en la negatividad. Para un manejo adecuado de nuestro pensamiento crítico, les recomiendo lo siguiente:

  1. Tener claras las ideas iniciales acerca de un tema que se está analizando. Si no tenemos claridad en la base fundamental de cualquier discusión o idea, no podremos darle validez ni conclusión.
  2. Busca otros puntos de vista e ideas diferentes, ya sea preguntando a las personas que conocemos, buscando información en distintas fuentes -tanto análogas como digitales- para poder tener una visión más amplia del espectro que abarca un tema.
  3. Conocer las opiniones de expertos en el tema, pues es importante informarse acerca de lo que dicen las personas con años de investigación y preparación acerca de cualquier tema de discusión de importancia.
  4. Debemos analizar los diferentes puntos de vista, ideas y opiniones, pues toda información que recibimos debe tener un sustento. Si algo de lo que se nos propone no va de acuerdo con nuestro pensamiento, tenemos el derecho y obligación de cuestionarlo para que haya claridad.
  5. Con toda la información adquirida, podremos decidir cuál es el punto de vista u opinión más acertado o razonable, o en su caso, generar una opinión propia sin importar si esta difiere de lo propuesto por los demás.

A menudo, este punto de vista suele ser una combinación de las ideas e información que hemos recopilado. Si comparamos nuestro punto de vista acerca de un tema cuando lo hemos investigado y profundizado  con nuestras ideas iniciales, veremos que hemos generado una opinión más sólida, con mayor riqueza de contenido, más profunda y que además nos resulta más fácil de defender porque hemos trabajado en ella, tenemos las ideas más claras y suficiente información y conocimiento del tema como para defender nuestra opinión si es necesario.

Siempre debemos mantener cierto grado de flexibilidad y apertura a nuevas ideas que no hemos tenido en cuenta en nuestro análisis, pues la conclusión a la que llegamos no tiene por qué ser definitiva, aún puede enriquecerse y modificarse con nueva información. Tener un pensamiento crítico no significa que nuestras ideas sean rígidas e inamovibles, sino tan solo que pensamos por nosotros mismo y sacamos nuestras propias conclusiones.

FUENTE:  Habilidades para la vida – Pensamiento Crítico http://www.habilidadesparalavida.net/es/pensamiento_critico.html, (18 de Diciiembre del 2012)

American Philosophical Association, Critical Thinking: A Statement of Expert Consensus for Purposes of Educational Assessment and Instruction. “The Delphi Report,” Committee on Pre-College Philosophy. USA, 1990.

Leer también:

¿Qué es el pensamiento crítico?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Cómo manejar el pensamiento crítico, 10.0 out of 10 based on 3 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *