El objetivo de la educación enfocada a Habilidades para la Vida


Es el comienzo del siglo XXI, y el potencial de aprendizaje y crecimiento de un gran número de niños y jóvenes alrededor del mundo está en riesgo. Existen diversos problemas y apuros que afectan a los jóvenes, tales como: hambre, desnutrición, enfermedad, adicciones, violencia, embarazos prematuros e infecciones de transmisión sexual, por mencionar algunos; sin  embargo, estas condiciones y comportamientos se pueden mejorar. La educación orientada a Habilidades para la Vida es una herramienta que puede aportar contribuciones significativas para un sano desarrollo de niños y adolescentes.

 

En cada etapa de desarrollo, desde la preescolar hasta alcanzar la mayoría de edad, los jóvenes pueden enfrascarse en experiencias de aprendizaje que los ayuden a prevenir enfermedades, adicciones y a fomentar relaciones interpersonales sanas. Ellos pueden adquirir el conocimiento y habilidades que necesitan, por ejemplo, para tener practicas sanitarias adecuadas; tomar decisiones sexuales y reproductivas saludables; evitar adicciones y consumo de sustancias; o comunicarse adecuadamente en sus relaciones. Conforme se van transformando en jóvenes adultos, se les puede convertir en factores de cambio que fomenten ambientes sanos para ellos y los que se encuentran a su alrededor. Todo esto, a partir de una educación orientada a Habilidades para la Vida.

Las Habilidades para la Vida son capacidades que se desarrollan para un comportamiento firme y adaptativo, que permiten lidiar efectivamente con los requerimientos y obstáculos del día a día (definición de la Organización Mundial de la Salud). Estas capacidades, son un grupo de competencias psicológicas e interpersonales que ayudan a la gente a tomar decisiones informadas, resolver problemas, tener un pensamiento crítico y creativo, comunicarse efectivamente, construir relaciones sanas, generar empatía con quien les rodea, y en general, llevar una vida saludable y productiva. Las Habilidades para la Vida están orientadas a generar cambios que sean el hilo conductor para construir ambientes saludables.

Hay un creciente entusiasmo por la educación que ayude a los jóvenes a incrementar sus herramientas psicosociales además de hacerlos letrados y dotados académicamente. Y aunque esta educación puede ser conocida por diferentes nombres – “Educación orientada a Habilidades”, “Aprendizaje emocional”, “Relaciones interpersonales”, “Salud y puericultura” – la noción central es la misma: generar en los jóvenes un sentido de valía personal y autoconocimiento, y enseñarles a interactuar de modo constructivo y efectivo para poder realizar su potencial.

En la siguiente entrada de blog, se revisará el enfoque que se tiene que dar a la Educación Orientada a Habilidades, y el modo en que algunos factores pueden afectar el éxito de esta enseñanza.

FUENTE: Unicef – Skills for Healt,  http://www.unicef.org/lifeskills/files/SkillsForHealth230503.pdf, (25 de Octubre del 2012).

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
El objetivo de la educación enfocada a Habilidades para la Vida, 9.7 out of 10 based on 3 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *