Habilidades de pensamiento: todas las puertas abiertas


Para continuar con los tres grupos de habilidades para la vida, ahora trataremos el tema de habilidades del pensamiento.  Si carecemos de las herramientas de pensamiento adecuadas al momento de  enfrentarnos a los problemas y retos de la vida diaria, sentiremos -en algunas ocasiones- como si recorriéramos un camino sin salida, en donde todas las puertas están cerradas.

Es primordial que desarrollemos las habilidades de pensamiento para que se puedan abrir esas puertas. Las habilidades de pensamiento nos ayudan a identificar un problema y encontrar las soluciones más adecuadas para resolverlo. Estas soluciones se desarrollan a partir de ideas creativas que toman en cuenta los elementos del obstáculo a vencer y buscan la manera óptima de librarlo. El tener buenas ideas, parte de una primicia: nunca parar de tener ideas.

Todas las ideas son valiosas y pueden tomarse en cuenta. Muchas veces una idea puede no ser definitiva, pero sí nos ayudaría al proceso de solucionar un problema de la forma más adecuada. Para generar ideas es necesario que experimentemos con los sentidos: ver, oler, tocar, oír, sentir. Toda sensación contribuye a lo que se percibe, y las sensaciones contribuyen al pensamiento creativo.

Para ejercitar la creatividad, debemos perder el miedo a utilizarla. Si permitimos que todo el tiempo los demás den solución a nuestros problemas y no los enfrentamos, o bien tenemos miedo a equivocarnos, nunca se podremos poner a prueba los pensamientos propios. Si somos incapaces de explorar los pensamientos propios, será imposible saber si estamos o no de acuerdo con algo, o si la solución es de nuestro agrado. Es necesario que expresemos todo pensamiento, pues nos ayudará a generar un criterio propio, y por ende, una identidad de pensamiento propio.

La pretensión de tener un criterio así, no significa que se debamos ignorar a los demás, sino que tendríamos que ponernos en el lugar de los otros, escuchar lo que deben decir y tomar una actitud que sea positiva para todos los involucrados. También es importante informarnos y analizar las opciones pertinentes; si actuamos de modo impulsivo e intolerante rara vez tomaremos decisiones acertadas.  Por tanto, si tenemos duda en una decisión o pensamiento, pedir ayuda o consejo, nos abrirá muchas puertas.

Al final, podremos llegar a errar en las decisiones, pero si aprendemos a aceptar los errores, obtendremos experiencia de ellos. Si afrontamos los problemas con actitud firme y estamos dispuestos a intentar de nuevo, estaremos transitando por el mejor camino para lograr desenlaces positivos que promuevan un ambiente sano.

 

FUENTE: Comisión Nacional contra las Adicciones – Habilidades para la vida – Guía práctica y sencilla  a para el promotor nueva vida, http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/nueva_vida/nvhabilidades_manual.pdf, (25 de Octubre del 2012).

Léase también:

Los tres grupos de Habilidades para la Vida

Habilidades Sociales: Para vivir y convivir

Decálogo para padres. Asertividad para prevenir adicciones y situaciones límite en jóvenes

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.7/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Habilidades de pensamiento: todas las puertas abiertas, 8.7 out of 10 based on 3 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *