Los tres grupos de Habilidades para la Vida


La niñez y la adolescencia son etapas de suma importancia en las que se consolida la personalidad, se establecen hábitos, y se generan las primeras relaciones afectivas significativas. En estos periodos, es vital que los jóvenes aprendan las habilidades para la vida que les ayuden a desarrollarse de un modo satisfactorio a lo largo del resto de su vida.

Cuando no logran el desarrollo de estas habilidades, pueden asumir conductas que obstaculicen su desarrollo y crecimiento como seres humanos en lo físico, lo mental y lo social. Conductas dañinas como adicciones, delincuencia y prácticas sexuales poco saludables llegan a minar de modo sustancial el potencial de los jóvenes.

Proveer a niños y adolescentes una educación orientada a habilidades para la vida, es una herramienta casi infalible para promover su crecimiento. Dichas habilidades son varias y se pueden dividir en tres grupos: habilidades sociales, habilidades de pensamiento y habilidades emocionales. Cada uno de estos grupos está enfocado a promover ciertas destrezas básicas que pueden ser valiosas herramientas de vida para los jóvenes. Estas aptitudes son solo las fundamentales que dan pie al desarrollo de más habilidades y conductas positivas.  A continuación se explica cada uno de estos grupos y las habilidades que los conforman.

Habilidades sociales: Las habilidades sociales son aquellas que permiten relacionarse con los demás y generar una comunicación sana, constructiva y enriquecedora. Estas habilidades son de gran utilidad al convivir con familiares, amigos, compañeros de escuela, y conocidos en general. El correcto desarrollo de las habilidades sociales promueve que los jóvenes tengan relaciones disfrutables y positivas. Las habilidades sociales que conforman este grupo son la empatía, la asertividad y la comunicación.

Habilidades de pensamiento: Las habilidades de pensamiento son aquellas que están enfocadas a promover en los jóvenes un comportamiento que los lleve a desarrollar soluciones positivas para las situaciones del día a día. Estas habilidades fomentan el análisis, el razonamiento, la exploración de diversas opciones y la congruencia de los actos con los pensamientos. Este grupo lo conforman las habilidades de solución de problemas, pensamiento creativo, y pensamiento crítico.

Habilidades emocionales: Estas habilidades son aquellas que promueven el control de las emociones;  el poder actuar con calma, paciencia y reflexión ante los problemas, de modo que estos no causen enojo o malestar en los jóvenes. Este conjunto de herramientas logra que lleven una vida sin estrés ni enfados, y que a partir de su seguridad emocional actúen de modo coherente con sus sentimientos. Este grupo contempla las habilidades de autoconocimiento, manejo del estrés, la autoestima y el control de las emociones.

Una vez logrando generar conciencia sobre las habilidades de estos tres grupos, los jóvenes pueden fortalecerlas día a día a través de la practica individual, con sus familias, sus amigos y los integrantes de su comunidad en general.

FUENTE: Comisión Nacional contra las Adicciones – Habilidades para la vida – Guía práctica y  sencilla  a para el promotor nueva vida, http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/nueva_vida/nvhabilidades_manual.pdf, (25 de Octubre del 2012).

Artículos relacionados:

Habilidades emocionales: conócete, acéptate y valórate

Habilidades de pensamiento: todas las puertas abiertas

Habilidades Sociales: Para vivir y convivir

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Los tres grupos de Habilidades para la Vida, 9.5 out of 10 based on 2 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *