Pensamiento creativo: asumir riesgos


Somos dueños de nuestra vida, y por lo tanto, nadie es mejor que nosotros mismos para tomar el timón y decidir hacia donde nos dirigimos. Una parte importante de ser capaces de auto determinarnos, de asumir riesgos. Cuando hablamos de asumir riesgos, no nos referimos a meternos en situaciones de peligro para comprobar el resultado, sino de asumir que podemos cometer errores y pensar creativamente para solucionarlos: somos solo nosotros quienes debemos sopesar estos riesgos y decidir qué es lo que más nos conviene.

Los medios de comunicación, las personas con las que nos relacionamos, nuestra educación y la sociedad en general nos llenan de una gran cantidad de información acerca de lo que es correcto y socialmente aceptado. Mucha de esta información pude ser errada y puede tener la intención de encaminarnos y persuadirnos a tomar decisiones erróneas para nosotros, que pueden ir en contra de nuestras creencias, valores y salud. Depende de nosotros ser capaces de decidir qué es lo que hacemos con nuestra vida, pues nadie es capaz de determinarnos más que nosotros mismos.

En ocasiones, nuestras creencias se pueden contraponer a socialmente aceptado respecto a alguna actividad o comportamiento. En este caso, entra en juego la decisión que tomaremos nosotros, personal y conscientemente acerca de lo que queremos hacer y expresar sobre el mismo; es importante que toda decisión que tomemos vaya encaminada a tener una vida sana y a alcanzar nuestra felicidad. Entendido esto, queremos decir con “asumir riesgos” que tenemos la capacidad de perseguir y defender nuestros propios ideales aún cuando estos acarreen consecuencias, pues las hemos analizado y somos capaces de asumirlas y enfrentarlas.

Sin embargo, el tomar nuestras propias decisiones y posturas acerca de cómo actuar ante cada situación que se nos presenta implica también una gran responsabilidad para con nosotros mismos: no siempre lo que decidamos le va a satisfacer a los demás y es parte de la responsabilidad de asumir riesgos el ser conscientes de esto.

También tenemos que tomar en cuenta que el tener ideas propias y creativas, no nos tiene que volver forzosamente reaccionarios. Si alguien no comparte nuestra postura, debemos respetarle y comprenderle. Esto es básico para mantener relaciones interpersonales sanas, pues el estar conscientes de que cada uno de nosotros tiene pensamientos e ideas distintos es imprescindible para tener una buena comunicación. La empatía con los demás, el ser capaces de ponernos en su lugar y el mostrarnos objetivos ante las situaciones es importante para comunicarnos sanamente.

En síntesis, el asumir riesgos significa que debemos generar la capacidad de tener pensamientos independientes, que surjan a partir de un sentido crítico y de el ejercicio de nuestra creatividad. Es válido el compartir o no las posturas con los demás siempre y cuando seamos respetuosos y asumamos que los riesgos que se nos presentan son parte de las decisiones que tomamos y nos encaminan a un aprendizaje de vida.

Fuentes:

Habilidades para la vida – Pensamiento Creativo http://www.habilidadesparalavida.net/es/pensamiento_creativo.html (08 de Diciembre del 2012)

Ortega Legasspi, Alejandra. “Creatividad y habilidad comunicativa” De La Salle Ediciones, México, 2012.

Leer también:

5 tips para desarrollar el pensamiento creativo

Pensamiento creativo para solucionar problemas

Negociación y mediación, claves para resolver problemas

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Pensamiento creativo: asumir riesgos, 9.0 out of 10 based on 2 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *