Relaciones interpersonales: todos nos definimos


Todas las personas establecemos numerosas relaciones a lo largo de nuestra vida, como la que se da con nuestros padres, nuestros hijos, con amistades, compañeros de trabajo o estudio. A través de ellas, intercambiamos formas de sentir, de ser y de ver la vida; también compartimos necesidades, intereses y sentimientos. A estas relaciones se les conoce como relaciones interpersonales.

En la vida, es vital relacionarse de una manera sana con los que nos rodean, así podremos llevar una vida plena y enriquecedora que potencie nuestro desarrollo en todo aspecto. Es necesario que a lo largo del camino aprendamos a formarnos un criterio claro para poder establecer y conservar relaciones interpersonales significativas, así como ser capaces de terminar aquellas que impiden el crecimiento personal.

Para desarrollar este criterio y volverlo una destreza que ejercitemos día con día, existen dos aspectos clave. El primero es aprender a iniciar, mantener o terminar una relación. En la vida vamos a encontrarnos con infinidad de relaciones que se varían en su profundidad: muchas van a ser significativas y traerán cosas positivas y muy disfrutables a nuestras vidas; otras tantas serán poco profundas o muy pasajeras, y nos serán quizá de poca influencia. También existirán relaciones que se deterioren –ya sea con el tiempo o por situaciones que se presenten en el camino- y tendremos que terminarlas. Es necesario que formemos un sano comportamiento para poder iniciar relaciones, para conservarlas o para terminarlas cuando sea necesario.

El segundo aspecto clave es aprender a relacionarse en forma positiva con las personas con quienes se interactúa a diario, especialmente cuando no lo hacemos por elección propia y no tenemos otra opción más que relacionarnos con ellos; buscando de manera ideal, hacerlo de la manera más fructífera y enriquecedora posible. Esto es especialmente importante cuando hablamos de las relaciones en el trabajo o la escuela, pues son vitales para que logremos un pleno desarrollo y un crecimiento que nos haga sentir completos y firmes. SI aprendemos a relacionarnos sanamente en estos entornos, encontraremos que podremos formar muchas relaciones sanas que nos den amistad, comprensión y mucho afecto, además de ayudarnos a desarrollar hacia nuestras metas de vida.

Es fundamental que entendamos que los humanos somos seres sociales, y por lo tanto a través de nuestras relaciones es que nos formamos y nos definimos los unos a los otros. Si tenemos relaciones saludables, las cuales fomentemos con un comportamiento empático, una comunicación asertiva -y sobre todo con afecto y sinceridad- lograremos que el paso de las personas por nuestras vidas sea positivo, y sobre todo, que el paso de nosotros por la vida de los demás sea una cosa buena y enriquecedora.

FUENTE:  Habilidades para la vida – Relaciones interpersonales  http://www.habilidadesparalavida.net/es/relaciones_interpersonales.html                                       (14 de Noviembre del 2012)

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Relaciones interpersonales: todos nos definimos, 9.7 out of 10 based on 3 ratings

About author

This article was written by Yosele Angulo Orozco

phản hồi

No Comments

Leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *